CAMINANDO AL TRABAJO

Muchas personas se quejan de que ir a trabajar es como ser un hámster en una cinta. Pero un nuevo interés en el ejercicio en el lugar de trabajo ha vuelto a poner la diversión en la idea, ya que este asombroso artefacto demuestra.

Hay una tendencia actual entre los trabajadores de oficina – y un buen número de artesanos también – para trabajar de pie en lugar de sentarse en un escritorio o mesa de trabajo. Esto se ha encontrado para ser muy beneficioso en términos de salud, pero hay algunos, incluyendo el artista estadounidense Robb Godshaw y el desarrollador Instructables Will Doenlen, que han llevado esta idea un paso más allá. He aquí la reaparición del siglo 21 de la rueda de ardilla humana! ¿Quién necesita frenos? En vez de sentarse delante de una pantalla de computadora, el empleado agudo puede ahora ejercitar mientras que él o ella trabaja. Caminar lentamente adelante hará girar la rueda de ardilla en sus cuatro ruedas del monopatín. Según el diseñador, consideró la posibilidad de añadir frenos al diseño, pero luego se instaló en una rueda de madera contrachapada de 2 m de diámetro para permitir la rotación de fluidos sin la necesidad de un eje convencional.

¿Qué hay en la rueda?

La cinta de correr fue hecha de cuatro hojas de madera contrachapada de 19 mm, cuatro ruedas de monopatín, dos tubos de acero, una varilla de acero roscada, varios pernos y tornillos de madera, pegamento … y un poco de paciencia. Las piezas de arco son quizás las más difíciles de cortar, ya que su precisión es esencial para el buen funcionamiento de la rueda. Usted podría escriba los arcos con una línea de una plantilla y cortarlos con un rompecabezas, o utilizar un enrutador en un trasmallo; hay varias maneras de lograr una duplicación exacta. Sin embargo, los fabricantes de éste tenían acceso a algún kit impresionante; sus componentes de rueda se cortaron usando un cortador de chorro de agua OMAX grande. Esta máquina controlada por ordenador utiliza un chorro de agua de alta presión mezclado con un abrasivo granular para cortar cualquier material hasta 75 mm de grosor.

Construir

Pegar las capas de cada anillo era bastante sencillo, siempre y cuando las uniones entre los arcos estuvieran escalonadas. Las capas se construyeron y atornillaron juntos para la fuerza extra y la estabilidad. Los 60 componentes del listón que abarcan los dos anillos de la rueda fueron rasgados abajo en una sierra de la tabla y cortados a la longitud en una sierra de la tajada. Podría haber sido más fácil utilizar tableros de pino de 150 x 25 mm, pero la madera contrachapada había sido elegido para el trabajo por lo que era eso.

 

De pie

La base fue cortada con un rompecabezas, y atornillado con las dos tuberías de acero y dos longitudes de varilla roscada. Las ruedas de monopatín fueron fijadas a la base usando tornillos de máquina con dos arandelas y tuercas de bloqueo. ¡Después de una prueba funcionada, la rueda fue aparejada para arriba en la oficina y presionada en el servicio inmediato!
El camino a seguir Preguntado si tenía un mensaje para alguien más ansioso de probar su idea, Robb Godshaw dijo esto: “Levántate, sientes sedentarios, y libera ese potencial inexplorado dentro de ti, marchando sin fin hacia un brillante futuro de trabajo enfocado. Paso adelante en un mundo de potencial infinito, limitada sólo por el suave correr los arcos de una rueda. “Esto podría ser justo lo que para aquellos de nosotros con buenos recuerdos de nuestras mascotas infantiles!

Walking to work

getwoodworking.com
Many people complain that going to work is like being a hamster on a treadmill. But a new interest in workplace exercise has put the fun back into the idea, as this amazing contraption demonstrates

There’s a current trend amongst office workers – and quite a few craftspeople too – for working standing up instead of sitting down at a desk or workbench. This has been found to be very beneficial in terms of health, but there are some, including American artist Robb Godshaw and Instructables developer Will Doenlen, who have taken this idea a step further. Behold the 21st Century reappearance of the human treadmill!
Who needs brakes? Instead of sitting in front of a computer screen, the keen employee can now exercise while he or she works. Walking slowly forward will rotate the treadmill on its four skateboard wheels. According to the designer, he did consider adding brakes to the design but then settled on a 2m diameter plywood wheel to allow fluid rotation without the need for a conventional axle.
What’s in the wheel? The treadmill was made from four sheets of 19mm plywood, four skateboard wheels, two steel pipes, some threaded steel rod, sundry bolts and woodscrews, glue… and a fair bit of patience. The arc pieces are perhaps the most difficult to cut out as their precision is essential for smooth operation of the wheel. You could scribe the arcs with a line from a template and cut them with a jigsaw, or use a router on a trammel; there are several ways of achieving an accurate duplication. However, the makers of this one had access to some impressive kit; their wheel components were cut using a large OMAX waterjet cutter. This computer-controlled machine uses a high-pressure water jet mixed with a granular abrasive to cut through any material up to 75mm thick.
Building up Gluing the layers of each ring together was straightforward enough, so long as the joins between the arcs were staggered. The layers were built up and bolted together for extra strength and stability. The 60 slat components that span the two rings of the wheel were ripped down on a table saw and cut to length on a chop saw. It might have been easier to use 150 x 25mm pine boards, but plywood had been chosen for the job so that was that.
Standing up The base was cut out with a jigsaw, and bolted together using the two steel pipes and two lengths of threaded rod. The skateboard wheels were then fixed to the base using machine screws with two washers and locknuts. After a trial run, the wheel was rigged up in the office and pressed into immediate service!
The way forward Asked if he had a message for anyone else anxious to try his idea, Robb Godshaw had this to say: “Rise up, sedentary sentients, and unleash that untapped potential within you by marching endlessly towards a brilliant future of focussed work. Step forward into a world of infinite potential, bounded only by the smooth running arcs of a wheel.” This could be just the thing for those of us with fond memories of our childhood pets!

The woodworker & woodturner

diciembre 2014

pag. 45

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *